Más de la mitad de las posiciones del mercado laboral no llegan a ser publicadas. El motivo principal es porque son cubiertas con candidatos internos o con referencias de empleados. Así pues el mercado laboral es un iceberg del que sólo vemos su parte superficial. 

Con los siguientes consejos te quiero ayudar a ampliar tu visión sobre nuevas estrategias que puedes hacer a la hora de encontrar empleo. No mencionó los caminos más tradicionales para hacerlo, como los portales de empleo, etc , ya que todo el mundo tiene esa primera noción para buscar. 

Voy a inspirarte para pensar “fuera de la caja”, para que puedas llevar a cabo cosas que sean diferenciales y te abran las puertas de oportunidades no disponibles para todos. 

Lo primero que debemos hacer es cambiar de actitud. Implementar una mentalidad comercial, en la que logremos seducir y convencer. Estamos realizando una venta de un producto que conocemos muy bien, nosotros mismos. 

Cuando estaba en la universidad, nuestro profesor de “Técnicas de Venta” decía que lo más importante para poder tener éxito a la hora de vender era tener “Una Actitud Mental Positiva”. Así que no solo debemos estar con el mindset comercial sino también con una visión optimista al respecto. El “no” es el comienzo de la venta 😉 y la persistencia lo que nos traerá éxito. 

Teniendo todo lo anterior en mente, ¿Qué otros puntos necesitamos abordar?

Foco – Define lo que quieres. 

Para ello tienes que conocerte a ti mismo, sí, lo sé, suena a cliché pero es necesaria la reflexión. Pregúntate, qué es lo que quieres, dónde te visualizas, etc.

Identifica tus fortalezas y debilidades, para conseguir que las amenazas se vuelvan oportunidades. Escribe tu misión y visión, define tus valores para que ese proceso te ayude a descubrir qué tipo de proyecto y compañía encaja contigo. 

Incrementa tus niveles de energía

La actitud mental positiva está directamente conectada con los procesos químicos en nuestro organismo. Para poder estar en un estado óptimo, necesitamos trabajar nuestros hábitos de alimentación, ejercicio físico, descanso, etc. 

Meditar nos ayudará igualmente a aplacar nuestra prisa interna, siendo más fácil ver con confianza cada uno de los pasos del proceso. 

Networking

Es la clave del éxito, vincularnos con las personas de una forma significativa. Esta es la forma en la que podremos acceder a esas oportunidades laborales que no llegan nunca a ver el mercado. Debemos tener una estrategia que esté perfectamente alineada, con el primer punto de esta lista, con aquello que queremos. 

Si por ejemplo, hemos definido que queremos trabajar dentro del departamento de marketing de una marca de gran consumo, deberemos seguir e interactuar con la empresa en las redes sociales. Agregar y acercarnos con distintos profesionales dentro de ellas, establecer contacto e iniciar la conversación. 

Ten en mente que existen programas de referidos. Muchas empresas incentivan a sus empleados para que inviten a contactos suyos a participar en los procesos de selección abiertos. Si la empresa contrata a uno de estos “referidos” él empleado que lo presentó recibe una bonificación mientras que la otra persona logra el empleo. Es una situación de ganar – ganar. 

Marca personal

A la hora de realizar el networking todo es más sencillo si tenemos construida una imagen con la que presentarnos. La forma para hacerlo en las redes sociales, consiste en aportar valor, a través del contenido que compartamos y de las interacciones con otros miembros de la red. 

Hay muchas formas para poder hacerlo; creación de grupos y comunidades, elaboración de contenido valioso, comentarios en otras publicaciones, etc. En otro post profundizaré sobre ello. Construyendo tu marca personal puedes demostrar muchas de las “habilidades blandas” que demandan las empresas: comunicación efectiva, pensamiento creativo, resolución de conflictos, etc. Sé tú mismo, sin pretensiones, busca un “tono” con el que te sientas cómodo. 

Formación continua. 

Siguiendo los pasos anteriormente mencionados vas a ir perfeccionando muchas habilidades, sin embargo, es necesario establecer un plan de formación personal.

Puedes comenzar por incidir en las áreas de oportunidad que hayas identificado previamente, también en aquellos conocimientos que requieres adquirir para la nueva posición que deseas lograr. Destina al menos 30 min diarios a la lectura de libros que contribuyan a tu formación y no solo a tu ocio. 

Sé generoso, comparte lo que aprendas y si lo consideras relevante publícalo. Tus descubrimientos pueden ser parte fundamental de tus contenidos y fuente de inspiración para otros.

Conclusiones

Volviendo a la idea inicial de que todo el proceso de búsqueda de empleo es una acción comercial, vas a necesitar aliados. Apóyate en tu red actual para poder construir sobre ella. Del mismo modo, perfecciona habilidades de Marketing Directo, estructura tus mensajes en base a objetivos claros con el método AIDA, implementa llamados a la acción CTA y mide los resultados de cada uno de ellos. Es un proceso de optimización constante, no inmediato, que sin lugar a dudas si lo ejecutas bien, dará resultados inesperados en el medio y largo plazo.

¿Más información sobre buscar trabajo? Puedes leer este artículo para inspirarte sobre cómo hacerlo.

Si has llegado hasta aquí y crees necesitar más información o asesoramiento sobre por dónde empezar, escríbeme un mensaje y con gusto hablamos.

Categorías: BLOG